Una milagrosa segunda vuelta
Una milagrosa segunda vuelta

ACF FOTOGRAFÍA

El segundo filial amarillo logró revertir la situación, tras no empezar bien la temporada

Un cambio de rumbo en el momento oportuno. El Villarreal C, segundo filial amarillo, empezó la temporada en Tercera División con el peor guión posible. Con un equipo muy joven, tras las 13 primeras jornadas el equipo era colista y por su banquillo habían pasado ya los técnicos Tito García Sanjuán –hasta la jornada 6- y Eder Sarabia. La entrada de Paco López supuso toda una revolución para los amarillos. El valenciano terminó siendo el revulsivo y dio la vuelta a una complicada situación, lo que permitió que el equipo terminara la Liga en una posición cómoda, decimocuarto (48 puntos), sin pasar apuros en las últimas jornadas.

La temporada era la séptima consecutiva para el Villarreal C en la cuarta categoría del fútbol español, en un grupo de la Tercera División, el sexto, muy exigente y en el que destaca la igualdad. Pese a que el inicio del segundo filial amarillo no fue bueno y no sumaron una victoria hasta la jornada 11, los pupilos de Paco López con humildad, trabajo y esfuerzo supieron revertir la situación y mantenerse un año más en Tercera gracias a una increíble segunda vuelta.

El principal aspecto positivo de la temporada fue la reacción del equipo. El ‘C’, compuesto por jugadores jóvenes, con mucho talento y poco acostumbrados a verse en las posiciones bajas de la tabla, supo cambiar el rumbo y encontrarse con el camino del gol y de las victorias para salir de la zona de descenso y lograr desde la llegada de Paco López (14ª jornada) 41 puntos, el 85 por ciento de los puntos totales conseguidos.

También cabe destacar la capacidad anotadora del segundo filial. Los amarillos cerraron la temporada con 52 goles a favor, siendo el cuarto equipo más goleador de la Tercera División (grupo 6). Álvaro Fernández, que se marchó en invierno al Elche Ilicitano, fue el máximo anotador con nueve goles y Cubillas, refuerzo de enero, anotó un total de siete dianas.

Además, el Villarreal C demostró que es capaz de competir con todos los equipos de la competición. Así, consiguió golear al Eldense (4-1), campeón de liga, en la Ciudad Deportiva; también lo hizo contra el Acero (4-0) y contra el Utiel logró la mayor goleada de la Tercera División (grupo 6) con un resultado de 7-1.  

 

 

Compartir.