||||||

El regreso soñado (0-1)

13 / 06 / 2020

El Villarreal se impone al Celta gracias a un solitario gol de Trigueros en el 90’ y a su claro dominio sobre el campo

Tremenda alegría en el regreso de LaLiga. El Villarreal se impuso al Celta de Vigo gracias a un solitario gol de Manu Trigueros en el minuto 90. Lo mereció el Submarino, que dominó por completo el encuentro y acumuló una gran cantidad de ocasiones de gol. Tres meses después de lo previsto debido a la pandemia del COVID-19, el equipo amarillo se llevó los tres puntos de Balaídos.

Javi Calleja (aunque al equipo lo dirigió Quique Álvarez por la sanción del madrileño) dibujó sobre el campo una 1-4-4-2 con Paco Alcácer y Gerard Moreno en punta. En el centro del campo, Iborra y Anguissa ejercieron de escuderos de Moi Goméz y Santi Cazorla, que ocuparon las bandas.

El Submarino acaparó la posesión del esférico y también las ocasiones en el primer acto. Los amarillos mandaban sobre el campo asociándose a la perfección. Así, las oportunidades más claras fueron visitantes. Primero Cazorla remató a las manoplas de Rubén Blanco, mientras que tan solo unos segundos más tarde fue Iborra el que disparó con dureza tras un centro atrás de Mario Gaspar. El balón no entró por una espectacular intervención del portero celeste.

El camino a seguir estaba claro y el Villarreal lo siguió con determinación. Gerard filtró un pase para Alcácer y Murillo salvó ‘in extremis’ (m. 20) y en el 34’ se intercambiaron los papeles: el ariete valenciano colocó un precioso pase por alto y el delantero catalán no acertó a conectar un buen remate. El gol no llegaba.

Con la novedad de los cinco cambios, el técnico del Villarreal realizó una doble sustitución en el 57’. Chukwueze y Bacca reemplazaron a Gerard Moreno y Cazorla. Precisamente el habilidoso jugador nigeriano fue protagonista de la siguiente gran ocasión del duelo. Recibió en banda izquierda, se fue de varios contrarios adentrándose en el área y su disparo volvió a toparse con los guantes de Rubén Blanco.

Parecía increíble que el Villarreal no fuera ganando el partido. Más aún cuando en el 87’ Carlos Bacca se escapó por velocidad, entró en el área y disparó algo forzado yéndose el esférico rozando el palo. Magnífica acción del ‘cafetero’ que se quedó sin premio.

Sí llegó el gol en el minuto 90. Premio a la constancia. Manu Trigueros cazó un rechace tras una fantástica jugada de Chukwueze y Bacca para delirio de los amarillos. El centrocampista manchego marcó con suspense, pero marcó. ¡Grandes! 

El próximo partido del Villarreal será contra el RCD Mallorca en el Estadio de la Cerámica (martes, 19.30 horas). 

Ficha técnica:

RC Celta: Rubén Blanco; Hugo Mallo (Denis Suárez, m. 83), Murillo, Araújo, Olaza; Pape Cheikh (Okay, m. 46), Bradaric, Rafinha (Sisto, m. 57); Santi Mina (Smolov, m. 80), Iago Aspas y Juan Hernández (Aidoo, m. 46).

Villarreal CF: Asenjo; Mario Gaspar, Albiol, Pau, Alberto Moreno; Moi Gómez (Morlanes, m. 80), Anguissa, Iborra (Trigueros, m. 66), Cazorla (Bacca, m. 57); Gerard (Chukwueze, m. 57) y Paco Alcácer (Ontiveros, m. 80).

Gol: 0-1. Min. 90: Trigueros.

Árbitro: Pizarro Gómez (C. Madrileño). Amarilla al local Pape Cheikh; así como al visitante Iborra.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 28 de LaLiga disputado en el Estadio de Balaídos. Se guardó un respetuoso minuto de silencio y los jugadores del Villarreal llevaron brazaletes negros en recuerdo de los fallecidos por la pandemia del COVID-19.

Noticias relacionadas

APP
OFICIAL

APP
OFICIAL