||||||

Gica Craioveanu, un crack de ‘Primera’

20 / 03 / 2020

El delantero rumano fue un futbolista decisivo en el estreno del Villarreal CF en la máxima categoría

Tras el aplazamiento de la competición liguera, desde el Villarreal CF nos hemos propuesto revivir de forma periódica los momentos, equipos y personajes más destacados de la historia del club. Este viernes es el turno de rememorar a Gica Craioveanu, uno de los futbolistas más importantes de la historia reciente del club amarillo.

Gheorge Craioveanu (Rumanía, 14 de de febrero de 1968) fue la primera gran estrella del Submarino en Primera División. Ejemplo de compromiso y dedicación, el delantero rumano protagonizó momentos inolvidables durante sus cuatro temporadas como ‘groguet’, en las que se ganó a pulso el cariño de toda la afición amarilla.

Para dar el salto a la élite por primera vez en su historia, el Villarreal CF se reforzó con futbolistas experimentados, que tuvieran tablas en la máxima categoría del fútbol español. Uno de ellos fue Gica Craioveanu, que llegaba a El Madrigal tras tres temporadas vistiendo de ‘txuri-urdin’.

Recién aterrizado al club, el delantero rumano no necesitó tiempo de adaptación, demostrando su olfato goleador desde el primer día. No en vano, Craioveanu tiene el privilegio de haber anotado el primer gol de la historia del Submarino en Primera, nada menos que en el Santiago Bernabéu. El Submarino se enfrentaba al Real Madrid en la primera jornada del campeonato y solo tres minutos necesitó Gica para batir a Illgner con un incontestable testarazo, tras conectar un centro de Moisés al segundo palo. El partido acabó 4-1 a favor de los blancos, pero aquel tempranero gol amarillo desató la euforia entre la parroquia ‘grogueta’.

Gica Craioveanu vivió su momento álgido como ‘groguet’ un 13 de diciembre de 1998 en el Camp Nou. Aquel día, el Villarreal CF venció por primera vez al FC Barcelona (1-3) en uno de los partidos más memorables de la historia del club. Dos maravillosos tantos de un inspirado Gica Craioveanu condujeron al Submarino hacia el triunfo en el coliseo azulgrana. A quince minutos del final, Gerardo culminó la goleada ante un FC Barcelona que contaba con estrellas de la talla de Rivaldo, Kluivert, Figo o Guardiola. El brasileño Giovanni, a ocho minutos del final, maquilló el resultado y puso el definitivo 1-3 en el marcador.  

En su temporada de estreno en Primera División, alcanzado el ecuador de la competición, el Villarreal ostentaba la 13ª posición, situándose a siete puntos de la salvación. Un arranque más que notable que, sin embargo, no le sirvió para mantener la categoría, tras firmar una segunda vuelta muy negativa en la que solo ganó dos partidos. Al término del campeonato, el Submarino quedó 18º clasificado y tuvo que jugarse la promoción a Primera División ante el Sevilla FC, que superó a los amarillos en El Madrigal (0-2) y en el Sánchez-Pizjuán (1-0), condenándolos al descenso.

Tras un año ilusionante, el Villarreal CF volvía a instalarse en Segunda División, donde compitió un solo curso. Gica Craioveanu se quedó en el club para la temporada 1999/00, convirtiéndose en uno de los héroes del segundo ascenso a Primera. Ya en la máxima categoría, el genio rumano militó en el club dos temporadas más, hasta alcanzar los 133 partidos oficiales con el Submarino y marcar 30 goles como amarillo. 

#HistoriaGrogueta

Noticias relacionadas

APP
OFICIAL

APP
OFICIAL