||||

Unos gemelos groguets de cuna

16 / 05 / 2022

Teo y Mauro llevan toda su vida defendiendo la camiseta del Villarreal en Miralcamp y animando en La Cerámica

Los hermanos Teo y Mauro Bou Sarrión llevan 11 años en el Villarreal, más de dos tercios de su vida. Empezaron en psicomotricidad, la etapa previa a la categoría Prebenjamín en la Cantera Grogueta, y a los dos años de empezar a divertirse en Miralcamp ya estaban federados defendiendo los colores del Villarreal, como siguen haciendo actualmente en el Cadete B del Submarino.

Los Bou Sarrión forman parte de los numerosos hermanos que forman parte del fútbol base del Villarreal, con la particularidad de ser gemelos, jugar juntos desde pequeños y tener unas características casi idénticas, tanto físicas como en el terreno de juego.

Tan solo hubo un año en el que estos centrales diestros con buena salida de balón estuvieron separados sobre el verde. Fue en su última temporada en el Fútbol 8 groguet, cuando Teo estuvo en el Alevín A, disputando así LaLiga Promises, y Mauro salió al CD Roda, en convenio con la Cantera Grogueta. No obstante, en Infantil ya volvieron a compartir vestuario.

Por otro lado, el hecho de haber jugado (casi) siempre juntos es un plus sobre el terreno de juego. “Nos entendemos a la perfección”, explica Teo, a lo que su hermano añade que “jugar ambos de centrales también es una ventaja” para incrementarse esta compenetración en el verde.

No se sabe si únicamente por sus características o si también por cosa del destino, Teo fue retrasando su posición de delantero a centrocampista y, posteriormente, a central con el paso de los años hasta jugar al lado de su hermano. A su vez, Mauro también puede actuar como lateral derecho si el cuerpo técnico lo requiere de manera puntual.

Tal es este entendimiento de los hermanos Bou, compañeros de habitación en todos los desplazamientos, que Teo asegura que su mejor momento en la cantera fue “jugar LaLiga Promises en Vila-real”, mientras que para Mauro, ganador de importantes torneos con el Villarreal, fue “verle a él jugar esa Promises”.

Groguets desde que nacieron

Estos gemelos nacidos en Vila-real sienten los colores desde que tienen uso de razón y, para ellos, poder jugar al máximo nivel en el equipo de su pueblo “es un regalo” y “una oportunidad que no se puede rechazar”. Y es que Teo y Mauro han mamado el Villarreal desde pequeños, ya que su abuelo, Manuel Sarrión (Albuixech, 1950), forma parte del consejo de administración de la entidad amarilla.

Como no podía ser de otra manera, viniendo de familia y defendiendo su elástica cada semana por los campos de la Comunitat, los Bou Sarrión son groguets al 100%, siendo el Villarreal una parte importante de su vida.

Entre Miralcamp y La Cerámica

Los fines de semana, además de cuajar grandes partidos con su equipo, que ha finalizado en el tercer puesto en la Liga Preferente Cadete este pasado fin de semana, son unos habituales en el Estadio de la Cerámica para animar al primer equipo y, tal y como ellos mismos confiesan, “en las previas” antes de las grandes citas, como las vividas esta temporada en la Liga de Campeones.

Los compromisos con el Cadete B les han impedido viajar este año a los masivos desplazamientos de la afición amarilla en Champions, pero Teo y Mauro no se perdieron la gloriosa final de la Europa League en Polonia. Allí, vieron ganar el primer título de su historia al equipo de su corazón.

Noticias relacionadas

APP
OFICIAL

APP
OFICIAL