||||

Psicomotricidad, el motor de la Cantera Grogueta

12 / 02 / 2020

Hasta tres grupos y 99 niños forman parte de la sección más joven del Villarreal CF

Desde hace varias temporadas, son muchos los clubes que están apostando por ir un paso más allá y empezar a formar a los jugadores desde bien pequeños. El Villarreal CF lleva desde hace más de 10 campañas desarrollando una actividad especial para los niños de entre tres y seis años de edad, a modo de antesala al fútbol base de la Cantera Grogueta. El Curso de Psicomotricidad es una de las actividades más exitosas que organiza la entidad y acumula un saldo sumamente positivo temporada tras temporada.  

El porcentaje de niños que siguen con la actividad futbolística una vez han finalizado el Curso de Psicomotricidad es muy elevado. De cada 40 niños, entre 25 o 27 siguen jugando a fútbol en la escuela del Villarreal CF o del CD Roda. Es decir, la cifra de abandonos es muy baja, además que el hecho de participar en la actividad de psicomotricidad les prepara para practicar cualquier otro deporte. Varios de los niños que han pasado por la sección de psicomotricidad se encuentran actualmente en los equipos de primera línea del club, como es el Alevín A, que disputa la Liga Promises y otros torneos internacionales.

Esta temporada forman parte de la sección de psicomotricidad hasta 99 niños, que se dividen en tres grupos diferentes. Estos se conforman según el año de nacimiento de los pequeños, pero solo el grupo formando por los chicos y chicas de 5 años, los más mayores, disputa encuentros. El curso tiene la posibilidad de llevarse a cabo uno o dos días a la semana, dependiendo de la elección de cada padre, que elige una actividad adecuada de esparcimiento para un sano crecimiento de su hijo.

Los partidos sirven para ir amoldando a los jóvenes futbolistas al contexto que se van a encontrar en el futbol base. Que se acostumbren a la presencia del árbitro, a saber estar en el banquillo, a que tomen sus propias decisiones y escuchar los consejos del entrenador y mucho más. Estos encuentros se llevan a cabo cada dos o tres fines de semana, por lo que no se les hace competir de forma regular, simplemente es un aprendizaje que les servirá en el futuro.

De esta forma, se busca potenciar las cualidades futbolísticas, pero sobre todo las humanas y más personales. El objetivo es facilitar el desarrollo global de la persona desde todas sus áreas de actuación: motriz, cognitiva y socio-afectiva, siendo el juego la actividad principal de actuación y que tenga como finalidad hacer progresar la condición física de los pequeños. Además, la actividad persigue que los jóvenes ‘groguets’ disfruten realizando las diferentes actividades y tengan ganas de volver. Hacer deporte mientras aprenden y comparten los valores que defiende el Villarreal CF, como el juego limpio, el compañerismo o la humildad.

Noticias relacionadas

APP
OFICIAL

APP
OFICIAL

Villarreal CF TV está emitiendo en directo